martes, 15 de febrero de 2011

Brihuega: iglesia de San Felipe

Se trata, sin duda San Felipe, de una de las iglesias más emblemáticas de ésta hermosa e histórica población alcarreña. Una iglesia cuya visión, permítaseme el añadido, resulta curiosamente familiar, hasta el punto de que cuando la vi por primera vez, de frente, tal y como aparece en la foto superior, no pude evitar preguntarme si fue, quizás, levantada, en aquéllos nebulosos días del siglo XII, por unos caballeros cuya sombra parece extenderse, como poco, hasta el sur de la ciudad, donde se levanta el Santuario de una Virgen Negra, conocida -al igual que en Sepúlveda y en Calatayud, por citar dos ejemplos- como la Virgen de la Peña: los caballeros templarios.

Créase o no, y lamento si levanto polvareda entre defensores y detractores -de una u otra forma, el Temple siempre levanta pasiones- que enseguida acudieron a mi mente las imágenes de dos iglesias que, de una manera intuitiva, constituyen, en mi opinión, un referente, siquiera en base a cierto parecido: la iglesia de Santa María de la Oliva, en Villaviciosa, Asturias, y la iglesia de Santa María do Olival o dos Olivais, en la emblemática población portuguesa de Tomar.

Ignoro, lamento decirlo, si hay documentación histórica que pueda corroborar ésta impresión; pero al menos, se sabe de la presencia en tierras de la Alcarria de las órdenes militares, y entre ellas, no faltan, desde luego, los templarios, siendo una de las referencias más cercanas a Brihuega, la ciudad de Torija, situada a apenas poco más de una decena de kilómetros de distancia.



video